SOS 4.8|3rd

Dia 3

Último día de nuestra aventura Murciana. Todo estaba planeado con anterioridad. Plan sencillo, no podíamos exigirnos muchos después de haber estado dos días de festivales:  levantarnos sobre las 10h, hora en la que el sol y la tienda de campaña eran una mezcla explosiva, recoger todos los trastos, cargar el coche y salir rumbo Almansa para dejar a Nacho cerca de casa.

Sencillo, ¿no?. Lo era

Nos levantamos a la hora prevista, 10:00 am. El sol murciano comenzaba ya a levantarse por encima de nuestro pequeño campo de concentración. Las tiendas comenzaban ya a abrirse, la gente era incapaz de soportar el ambiente de sauna que se generaba en el interior de las tiendas a esas horas.
Nosotros salimos de la tienda, tomamos un poco de aire fresco, el poco quedaba, y comenzamos a amontonar cosas. Nos vestimos y desmontamos la tienda mucho en la décima parte de tiempo que gastamos en montarla. Normal, las piquetas no habían podido clavarse en la piedra, así que sacarlas no suponía un gran esfuerzo.
Como siempre que se recoge una tienda de campaña, tardamos más en meterla dentro de su caja que en desmontarla. Es prácticamente imposible meter esos bichos dentro de cajitas tan pequeñas. Creo que en fábrica utilizan una máquina de prensado para poder meterla, por que no es normal.

Recogimos todos los trastos, los metimos en el maletero del coche y partimos dirección Almansa, para partir luego dirección Valencia. El camino era, o mejor dicho, debía ser sencillo ya que era hacer lo mismo que habíamos hecho para ir. Comenzamos el viaje tranquilos, bastante más calmados que para la ida. Se notaban las noches anteriores y el agotamiento que habían traído hasta nosotros.
El comienzo del viaje, es decir, los primeros 40 minutos, fueron buenos: no había tráfico y el tiempo era perfecto. El problema, por llamarlo de alguna manera, llegó cuando la incertidumbre llegó hasta nosotros.

“Hemos pasado la salida de Elx, era por ahí”
“No, yo creo que debemos seguir por aquí, estará indicado con Valencia, no?”
“No se, pero ya la hemos pasado Elx.”
“Seguimos o doy la vuelta?”
“Yo daría la vuelta”
“Yo seguiría”
“Pues sigamos a ver si vemos algo”

Esta conversación puede parecer un caos. Os aseguro que no lo es. Al menos una vez te acostumbras a ella. Estas líneas fueron unas constante en nuestro viaje. Una vez pasábamos una salida se escuchaba “Era por ahí!”. Así que nada, a dar la vuelta.
Sinceramente, estos cambios de sentido fueron la parte más divertida del viaje.

Continuando con el viaje, seguimos dirección Alicante, intentando encontrar una salida que nos marcara Valencia. Esperábamos un cartel que dijera CASA, pero por desgracia todavía no habían pasado los operarios a ponerlo, así que tuvimos que seguir descifrando el nuevo recorrido, ya que el móvil GPS  que tanto nos había ayudado durante el viaje, no tenía bateria.
Seguimos y seguimos y seguimos hasta que llegamos a Alicante. Sorpresa! No esperábamos llegar hasta allí. Fue entonces cuando se abrió un abanico de posibilidades, un abanico de rutas que coger para llegar hasta casa. Nuestra solución: volver por el mismo sitio. Cogimos dirección Elx y una vez en esa direcció decidimos ir por el interior, pasando por pueblos como Aspe o el Pinós, todo ello para llegar hasta Jumilla, donde dejaríamos a Nacho y nosotros continuaríamos dirección Valencia.

Es decir, deberíamos haber hecho este recorrido:

Pero decidimos visitar la España profunda y realizamos el siguiente:

Un poquito más de vuelta, pero ganamos muchas cosas, como por ejemplo:

1- Hemos entrado en el libro Guiness de los Records (pero en el bueno, eh!) por ser las personas que más rotondas han hecho en menos de 2 horas. Alrededor de las 50 rotondas. Al final era un cachondeo padre. Coger rotondas era como cambiar de marcha

2-Aprendimos que el destino es malo. Nos ponía obstáculos, entre ellos la mujer frenadora. Señoras que frenan cada 3 segundos en una recta y van a 40km/h cuando el mínimo de la via es de 70km/h. Lo dicho, la mujer frenadora.

3-Visitamos la España profunda. Conocimos las raíces de nuestra civilización.

4-Hicimos un recorrido de 30 minutos en 2 horas, no todo el mundo sería capaz de hacerlo

5-Estar en 3 Comunidades Autónomos en menos de 1h

Y muchas más cosas que ahora mismo cuenta recordar. Pero las llevamos aprendidas interiormente. Las aprehendimos (como llegué a odiar esta palabra)

En fin, cumplimos el objetivo: todos llegamos a nuestros respectivos hogares para comer y poder descansar un poco y eso es lo importante. Después de un fin de semana de conciertos y horas en la carretera, más horas de las necesarias, necesitábamos descansar.

Al llegar a valencia lo primero que hice fue poner lavadoras, como un loco. Después era ya hora de coger el coche (otra vez) dirección Alboraya para ver la obra de teatro de T-Teatre, West Side Story, en la que participaban mis coleguis Marta y Pepa.
Recomiendo fuertemente no ir a Alboraya, no al menos en coche. Está todo levantado por obras y era prácticamente imposible aparcar. Después de 20 minutos de vueltas y vueltas y vueltas opté por meter el coche en un Parking y pagar.
Llegué a la obra justo a tiempo para verla empezar. Al igual que el año pasado con su adaptación de HAIR, la obra estuvo genial. Nos reímos bastante y las dos horas que duraba se pasaron bastante rápido. Hay que reconocer el esfuerzo personal que ponen los componentes de T-Teatre cada vez que adaptan una obra de teatro-musical. A parte de fabricar y montar todo el decorado ellos mismos, este año también cantaron ellos las canciones del musical. Eso, sinceramente, mejoró la obra, le dio un toque más gracioso.
Recomiendo asistir a las próximas representaciones. Quién no quiere pasar una tarde en el teatro y, además, gratis! (gratis no, pero la voluntad)

Volvimos a Valencia, y fue entonces cuando terminó el ajetreado fin de semana.

  1. Pepa González

    1.- Dímelo a mí, al que ideó esto le trajeron los Reyes la noria choquetín. Fijo.
    2.- Este destino siempre es malo😦. Mujer “frenadol”= dos placas de hielo en el lóbulo frontal. Para un Cardhu está irresistible, pero que no coja el seat, que nos hace polvo.
    3.- La involución nos cuesta lo nuestro, no te creas. Años y años de perseverancia no caen en saco roto, no.
    4.- Cuando tienes prisa es un ejercicio zen cojonudo.
    5.- En esta, creo que no tengo record… o sí. Preferiría olvidar como la mujer “frenadol”.

    Muy chula esta trilogía. Muy bueno este blog. Congrat!!

    • xmiwex

      Muchas gracias! La verdad que fue toda una gran aventura de la que no cambiaría nada. ¿Qué sería de los viajes sin las involuciones própias de las ciudades, de las mujeres frenadol o de los kilómetros de más?

  2. Duda Reina

    Bravo.
    Que sepas que sin conocerte, simplemente por saber que eres de la Etsav (creo) me lo he leído todo.
    Yo me quedé con ganas de ir, y viendo la aventura que has relatado, me quedo con más ganas todavía de haber escrito la mía propia.

    • xmiwex

      Crees bien. Me sorprendió la primer vez que vi un comentario con mail de la etsav y no conocer de quien era.
      Como has podido leer fue todo una gran aventura y el festival un 10 (que no el campoing). Así que no dudes en ir otro año por que vale la pena. Eso sí, a hotel o autocaravana🙂

  3. Cucarachas!

    Migueeeee es lo más, lo que me he podido reir (pese a la fiebre)…

    por aqui hay otro que no cambiaría NADA🙂

    nos vemos mañanaa!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s