SOS 4.8|2nd

Dia 2

Seguimos por  donde nos quedamos. Cerramos la cremallera de la tienda para dormir lo máximo posible. Eran las 8.30 de la mañana y el sol comenzaba a asomarse por la montaña desertica que teníamos delante de nosotros. Nos acostamos y no tardamos ni 3 segundos en caer dormidos.

Me desperté empapado en sudor. El ambiente de la tienda estaba bastante cargado. Por decirlo de alguna forma, costaba bastante respirar por la calentor, la resaca, …
Nos despertamos los tres a la vez. No podía ser de otra manera, la tienda no estaba preparada para tres personas y una banda de servicios (entiéndase banda de servicios como las maletas, bebidas, hamacas…), por la que el primer que se movió comenzó una reacción en cada y despertó al resto.
Lo primero que hicimos fue abrir la tienda para poder respirar algo de aire, esperando que este fuera fresco y, por suerte, así lo era. Por la temperatura que hacía, la posición del sol y el ambiente en general llegamos a la deducción de que serían, aproximadamente, las 3 de la tarde del sábado. La hora perfecta para ducharse, comer, arreglarse y empezar a bajar a algunas de las actividades que tenía preparada la organización (charlas, etc)
Bueno pues nuestra capacidad para deducir la hora era igual de buena que nuestra orientación. No, no eran las 3 de la tarde.

Eran las 10 de la mañana

Habíamos dormido apenas 1 hora y media. Y eso se notaba. No podíamos movernos de encima del saco de dormir. Entre el cansancio y el aplatanamiento producido por el calor murciano, el simple hecho de salir de la tienda era todo un esfuerzo.
Intentamos dormir unas horas más, con la puerta de la tienda abierta esta vez. El aire “fresco” ayudó a que nos durmiéramos durante un rato. Al despertamos volvimos a hacer uso de nuestro gran sentido del tiempo: “deben ser las 2 o así”. Como no podía ser de otra forma, eran las 11. No había pasado ni una hora. Estar dentro de aquella tienda, con el sofocante calor del desierto, hacía que el tiempo pasara lento. Más que lento, hacía que el tiempo retrocediera.
Teníamos que hacer algo. No podíamos pasar la mañana durmiendo granjas de 40 minutos, así que tras mucho contemplar las opciones (unos decían SOS, otros playa, nuestros vecinos Spa…) decidimos que lo mejor era coger el coche y pasar el día en la playa, hasta el comienzo de los conciertos.

Así fue. Gracias al fantástico GPS del móvil (sin el cual no estaríamos aquí) nos dirigimos dirección Cartagena para entrar a la playa de San Javier. Tras una hora de viaje en coche llegamos al destino: Playa de san Javier.
La playa era preciosa, tranquila (solamente al final llegaron algunos vecinos que se dedicaron a  gritar “SHEILAAAAAAAA QUE TE’DICHO QUE PAYA’ NO), y con sombrillas lo que nos ayudó a dormir después de un remojón en las claras aguas de la playa. Playa en la que podías andar unos 300 metros hacía el interior del mar y no mojarte más que los tobillos.
Al final de la tarde, después de la bien merecida siesta, nos llamaron para decirnos que en Murcia estaba diluviando. En un principio pensábamos que era mentira. Nosotros estábamos tumbados bajo un sol que podía partir piedras. No sabíamos muy bien que creer.
Dirigimos nuestras miradas hacía Murcia Capital y lo que nos encontramos nos sacó de dudas: Una gran nube negra estaba flotando encima de Murcia.
Efectivamente, en Murcia estaba lloviendo como nunca. Solo nos quedaba esperar que nuestra tienda continuara plantada, ya que las piquetas no estaban totalmente introducidas (gracias a la gran masa rocosa que había bajo la capa de 2 centímetros de tierra).
¿Preocuparnos? Para que! nos fuimos a una heladería que había en el paseo marítimo y nos tomamos  tranquilamente unos helados buenísimos mientras las simpáticas dependientas de la heladería cargaban mi móvil, gran objeto de importancia para no perdernos.
Parece ser que no fue mucho el rato que lo tuvimos en carga, ya que la batería murió en mitad de la noche, lo que hizo que, al día siguiente, la vuelta se alargara un poco más de lo esperado.

Realizamos el mismo trayecto para volver a Murcia, pero esta vez, aún conduciendo mucho más lentamente por la lluvia que nos cogió en el camino, sorprendentemente lo hicimos en 35 minutos. No sabemos muy bien por qué, pero fue así.
A La llegada, y tras comprobar que la tienda se encontraba en perfecto estado y todo estaba seco, nos duchamos para comenzar a prepararnos para los conciertos del día. Habíamos tenido un gran sorpresa: nuestro horarios estaban mal y We Are Standard actuaban en 2 horas. Así que nos preparamos, bebimos en la tienda y salimos a esperar el SOSBUS. Este era el día en el que nos habíamos propuesto no perder ni un solo SOSBUS.
Por suerte, el autobús llegó pronto y nos dejó a tiempo para empezar el día fuerte: WE ARE STANDARD.
Llegamos bastante pronto, de los primeros. Pudimos colocarnos bastante cerca y vibrar con la energía de estos vacos. El concierto: BRUTAL, tienen una energía en directo que muchos quisieran.
Después de WE ARE STANDARD era el turno de L.A. en el mismo escenario (es más, ya se les vio por la parte trasera del escenario en la actuación de WE ARE STANDARD). Como siempre un directo buenísimo el de los mallorquines (mallorquines y valencianos!). Son una de las pocas bandas que cuánto más veo en directo más me gustan. Además el directo de L.A. es mucho, mucho, mucho más potente que el CD. Si el CD ya es bueno, imaginad el directo.
Después de L.A. era hora de comer algo. Ya eran las 11 largas de la noche y no llevábamos nada en el cuerpo, así que fuimos a por una pizza (mini pizza con base prácticamente de crepe. Pero muy buena y cara, para el tamaño que tenía). Después de Cenar era hora de ver a MADNESS. Toda la vida escuchando canciones de este grupo y por fin pudimos bailarlas en directo. Fue tremendo, de lo momentos más divertidos del SOS.

La gran putada fue que las lluvias habían retrasado uno de los escenarios más de una hora. Lo que hizo que la actuación de MADNESS se mezclara con la de LOVE OF LESBIAN, los cuales tuvieron una putada con el sonido tremenda y se les montaba con el de MADNESS en algunos momentos. Ese fue uno de los muy poco fallos que tuvo el festival (Y recalco festival que no camping)

Para terminar la noche faltaba ver al gran CHRIS CUNNINGHAM, el cual hacía una excepción y llevaba su performance a un festival. Esperaba verlo a el también, pero solamente se veía la mesa de mezclas y, de vez en cuando, una capucha negra que salía. Todo muy enigmático,  pero muy grande🙂

El día terminó por todo lo grande. Todo un gran festival, con un gran cartel y un ambiente tremendo. Cogimos el primer SOSBUS que vino y nos fuimos a dormir. Habíamos dormido prácticamente 2 horas y teníamos que salir pronto en la mañana, así que lo mejor era dormir lo necesario para conducir en condiciones.

Todo terminará con el día 3, final de la aventura y obra de teatro de T-Teatre🙂

Un Comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s